EE UU Y LA OTAN TRAS EL DOMINIO TOTAL

EEUU tiene dos intereses fundamentales en la zona que vienen desde los años cuarenta del siglo pasado, cuando ocupó el lugar de Gran Bretaña como potencia hegemónica en el mundo. Dichos intereses son: en primer lugar, dominar las fuentes de energía... Uno de sus más altos representantes dijo que “si podemos controlar el petróleo de Oriente Medio, podremos prácticamente dominar el mundo”. El segundo interés es impedir que se implante la democracia. Es importante para EEUU y sus aliados que no haya democracia en la zona... (Noam Chomsky).

26/6/12

Embajador peruano alerta sobre peligrosidad de ley armamentista chilena

Embajador Hugo de Zela dice que Chile debe dar explicaciones a vecinos y Unasur. Especialista Juan Velit indica que los halcones siguen imponiéndose en Chile.


La consolidación de la desaforada carrera armamentista de Chile quedó garantizada con la aprobación del proyecto de ley del nuevo mecanismo del financiamiento de las capacidades estratégicas de la Defensa, el mismo que crea un sistema compuesto por un presupuesto a cuatro años y un Fondo de Contingencia, los cuales se ajustarán a la normativa que rige la Administración Financiera del Estado.

Respecto al presupuesto de cuatro años, éste estará destinado a la inversión de equipamiento bélico y sus gastos de operación y mantenimiento asociado. El gobierno, en el proyecto de ley, fija una asignación no inferior al 70% de los gastos realizados entre los años 2006 y 2010 en adquisiciones militares financiados con la Ley Reservada del Cobre (LRC) y en la operación y sostenimiento de esos sistemas de armas.

FONDO DE CONTINGENCIA
El Fondo de Contingencia Estratégico, por su parte, se crea para financiar el material bélico y su operación y sostenimiento en caso de guerra externa o crisis internacionales que afecten la seguridad exterior del país. También podrá ser usado para recuperar el equipo militar destruido o dañado por desastres naturales.

De igual modo, establece que en caso de existir opciones válidas en el mercado internacional, se podrá adquirir armamento siempre y cuando éste haya sido analizado y considerado apto para satisfacer las capacidades estratégicas definidas en la Estrategia Nacional de seguridad y Defensa.

Los recursos del referido fondo estarán constituidos por el dinero depositado en la cuenta 9.154 de la LRC no comprometido en proyectos ya aprobados, por los dineros que devenguen sus intereses y otras leyes. Economistas estiman que este fondo acumula más de 3 mil millones de dólares.

APROBADO POR CÁMARA DE DIPUTADOS
El citado proyecto de ley, tras su aprobación por la Cámara de Diputados el pasado 13 de junio, pasó al Senado de Chile, a segundo trámite legislativo, en el que se espera sea también rápidamente ratificado.

La iniciativa aprobada reemplazó al sistema que entregaba a las Fuerzas Armadas Chilenas el 10% de las ventas de la compañía estatal Codelco para financiar las compras militares de ese país, el cual fue creado, en 1958, bajo el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, y profundizado por la dictadura militar de Augusto Pinochet. Desde esa época, el Congreso Nacional de Chile dejó de tener injerencia en el presupuesto de las Fuerzas Armadas.

Asimismo, establece que el presupuesto para gastos militares tendrá que ser aprobado por el Congreso y mantiene el financiamiento anual en la Ley de Presupuestos de la Nación. A fin de lograr la aprobación de esta norma, el ministro de Defensa de ese país, Andrés Allamand, efectuó una fortísima campaña lobista con las distintas bancadas legislativas sureñas.

LOS HALCONES
En declaraciones a LA PRIMERA, el internacionalista Juan Velit señaló que los militares y el sector conservador de la clase política de Chile mantienen control sobre el Estado de ese país, con la preservación de los privilegios presupuestarios y financieros dedicados a su Defensa Nacional, a través de la nueva norma heredada de la derogada Ley Reservada del Cobre. “Los halcones (sectores ultras), siguen imponiéndose en Chile”, enfatizó.

Velit advirtió que la percepción que se tiene de Chile, en América Latina, es que nuestros vecinos del sur continúan en su afán armamentista. “Lo único que han hecho es un recambio de fórmula matemática y económica para dar la impresión de que Chile no es un país que se está armando”, subrayó.

Agregó que el discurso diplomático sureño, en materia de Defensa y seguridad externa, ha estado orientado a dar una sensación, a las demás naciones sudamericanas, especialmente las fronterizas con ellos, de una falsa “confianza” en que ellos no van a ejercer mecanismos de presión para desarrollar cualquier proyecto político.

“Lo que está haciendo Chile es continuar con lo que siempre –especialmente en los últimos años–, ha mantenido como su principal baluarte: armarse para poner en práctica lo expresado en su escudo nacional: por la razón y la fuerza”, puntualizó.

QUE INTERVENGA UNASUR
Por su parte, el embajador Hugo de Zela manifestó que ante la reciente ratificación legal y presupuestal del fortalecimiento financiero del programa de adquisiciones bélicas de Chile, urge una explicación del gobierno de ese país respecto a la desatada carrera armamentista que ha emprendido y que, por lo visto, sigue todavía en forma incontenible.

“Por lo tanto, sigue abierta la interrogante que la formulé hace mucho tiempo, y la reitero ahora: ¿para qué se está armando Chile y por qué lo hace?, rompiendo el equilibrio bélico, no solo entre los países vecinos, sino en la sub-región sudamericana”, advirtió.

De Zela indicó que el Perú debe estar muy alerta y responder sin demora a garantizar una fuerza militar disuasiva, frente a este tipo de acciones que están tomando los sucesivos gobiernos Chilenos y sus Fuerzas Armadas.

Expresó, igualmente, que resultan nada convincentes las explicaciones del régimen de Piñera y de sus Fuerzas Armadas de que las masivas adquisiciones de material bélico de alta tecnología y sofisticación son parte de la ejecución de supuestos contratos suscritos con mucha antelación.

“No solo el Perú ha de sentir su voz referente a las explicaciones que Chile debe dar a la comunidad internacional sino, principalmente, los países vecinos y sudamericanos, sobre el porqué se está armando en esa forma”, acotó.

El exdiplomático recordó, incluso, que en una reunión de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) se le requirió a Chile explicar las razones por las cuales ha roto el equilibrio bélico en la región.

“Unasur debería insistir en esa demanda para que el vecino del Sur explique la razón de ese armamentismo descontrolado”, apuntó.

El exembajador De Zela explicó, además, que la nueva norma aprobada solo introduce un mecanismo de control de los gastos que, en el campo bélico, va a seguir ejecutando el Estado Chileno, según lo han anunciado el ministro de Defensa de ese país, Andrés Allamand, y las Fuerzas Armadas de esa nación fronteriza. 


Chile, el Estado espartano
Oswaldo de Rivero

El gobierno de Sebastián Piñera acaba de derogar la ley que asignaba a las Fuerzas Armadas Chilenas el 10% de las ventas del cobre y la ha reemplazado con una nueva ley que perpetúa el armamentismo Chileno.

Esta nueva ley fija los gastos de adquisiciones de armamentos en presupuestos plurianuales de cuatro años con un monto calculado sobre el valor de las ventas del cobre, durante el periodo 2006-2010, donde los precios fueron los más altos.

Debido a los buenos precios durante ese periodo Chile obtuvo 15 mil millones de dólares y asignó para comprar armas el 10% de esta suma, es decir, 1,500 millones de dólares.

Ahora, con la nueva ley se asignará una suma que no puede ser menor del 70% de estos 1,500 millones de dólares. Todo esto hace que se perpetué una asignación muy alta para adquirir armas, inclusive si los precios del cobre son bajos.

Esta nueva ley además privilegia el presupuesto militar sobre todos los presupuestos nacionales sectoriales de Chile. Ni salud, Educación o vivienda, ni ningún otro sector, tienen un presupuesto de cuatro años y con asignaciones determinadas por los precios históricos más altos del cobre.

El gobierno de Piñera, a pesar de la protesta social que hoy vive su país, ha privilegiado el gasto militar sobre el gasto social. Sin importarle además que Chile, con un índice Gini de 52.1 de desigualdad social, esté hoy entre los 15 países más desiguales del mundo. (*)

Esta nueva ley militarista tiene además visos antidemocráticos, ya que ningún gobierno Chileno en el futuro podrá escoger su gasto de defensa, puesto que éste estará siempre predeterminado para no ser menor del 70% de lo asignado durante la bonanza del cobre. Como dice, el exministro de hacienda Chileno, Andrés Velasco, este privilegio militarista no existe en ninguna sociedad democrática del mundo.

La nueva ley ya fue adoptada por una gran mayoría en la Cámara de Diputados y pasará al Senado donde seguro será aprobada

Y así Chile se convertirá definitivamente en un paranoico Estado espartano. Cuya relación con sus vecinos se enfocará bajo el criterio de hegemonía militar expresado en esta nueva ley que está, sin dudas, inspirada en su famosa hipótesis de guerra simultánea con el Perú, Bolivia y Argentina llamada: “HV3 MAXIMA” (Hipótesis Vecinal 3 Máxima).

Con esta nueva ley espartana, Chile convertirá la disuasión que ejerce ahora sobre el Perú en algo institucional, es decir, en un componente estratégico permanente de sus relaciones con nuestro país.

La intención de esta nueva ley de adquisiciones de armas es disuadir permanentemente al Perú, no solo de acciones militares sino también de acciones políticas, económicas y comerciales, que un gobierno Chileno en el futuro interprete como hostiles a los intereses nacionales de Chile.

Así, esta nueva ley ayudará a consolidar la actual relación estratégica Chileno -peruana que es norte-sur, similar a la de Estados Unidos con México, donde el Perú pone los trabajadores emigrantes y Chile pone las inversiones garantizadas bajo el manto de su permanente poder de disuasión.

Ante esta nueva ley armamentista, ya es tiempo que el presidente Ollanta Humala libere al Perú de la pobreza estratégica de la actual política de defensa nacional que no proyecta ninguna capacidad disuasiva creíble. El Presidente debe asumir plenamente su rol de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, y con el asesoramiento del Comando Conjunto y de militares y civiles calificados, tiene que dotar al Perú de un ingenioso sistema de defensa, que sin ser paritario al poder militar Chileno, proyecte credibilidad suficiente para disuadir la constante pretensión del militarismo Chileno de dominarnos.

Solo así se garantizará la paz con Chile y también solo así será posible en el futuro negociar, con nuestro espartano vecino, un verdadero acuerdo de control de armamentos que dé seguridad y confianza mutua a ambos países.

(*) Inclusive Chile tiene mucha mayor desigualdad social que el Perú, cuyo índice Gini, es de 46.0 (*) CIA The World Fact Book. Gini Index.

Fuente: diariolaprimeraperu.com

2 comentarios:

hermann dijo...

realmente uds son de reir pobre peru

Anónimo dijo...

si uds, no tiene dinero, mejor quédense callados y no anden acusando a Chile donde se les pare la raja, ya sus políticos han dado mucha pena y vergüenza a nivel mundial.

Publicar un comentario

Escriba empleando términos alturados, de lo contrario su comentario será eliminado. Gracias.

Etiquetas por países

Rusia (373) EE UU (300) Siria (196) China (126) Israel (124) Irán (117) Perú (91) Chile (89) Turquía (64) Brasil (61) India (55) España (54) Venezuela (49) Corea del Norte (45) Argentina (41) Corea del Sur (38) Estados Unidos (35) Japón (35) Inglaterra (34) Afganistán (33) Francia (27) Colombia (26) Ecuador (20) Mali (19) Arabia Saudita (16) Alemania (15) Irak (14) Palestina (14) Indonesia (12) Pakistán (11) Egipto (10) Líbano (10) Malvinas (10) Gaza (9) Polonia (9) Sudán (7) Taiwán (7) Cuba (6) Libia (6) Qatar (6) Bielorrusia (5) México (5) Suecia (5) Uruguay (5) Vietnam (5) Bélgica (4) Filipinas (4) Paraguay (4) Portugal (4) Italia (3) Jordania (3) Rumania (3) Suiza (3) Yemen (3) El Salvador (2) Kazajstán (2) Kuwait (2) Malasia (2) Serbia (2) Somalia (2) Argelia (1) Bangladesh (1) Eritrea (1) Escocia (1) Estonia (1) Guam (1) Marruecos (1) Nueva Zelanda (1)

Seguidores de Defensa Militar